top of page

Petroleo no Convencional. Afectación al paisaje y ecosistema superficial en el Proyecto Chicontepec

Actualizado: 24 feb 2023

Historia de un fracaso en México


Artículo escrito en el año 2013 en el marco del proyecto PATG en México





Nos encontramos en la era del petroleo post-convencional. Ya noscomienzan a sonar las palabras de Shale Oil, Shale Gas, perforaciónmultidireccional, hidraúlica o fracking, well-pad, etc....


Como publicaba The Economist el pasado mes de Octubre se espera en los próximos años una nueva fiebre del "oro negro" en regiones donde hasta ahora no se consideraban petroleras, muchas de ellas en el llamado primer mundo. ¿Que nos espera? ¿Estamos preparados?

Existe gran controversia sobre las consecuencias de este tipo de explotación en los mantos acuíferos y en el subsuelo; si bien quisiera dejar estos puntos más allá de la consideración este artículo, para centrarme en el impacto directo en el paisaje de estos territorios, en particular en sur mexicano que toma la forma de colinas recortadas con plataformas petrolíferas en sus cimas, una intrincada red de caminos abiertos que no llevan a ningún lugar hasta entonces conocido, ríos y arroyos visiblemente afectados debido ala extracción de agua y materiales para la construcción, así como la deforestación, entre otras afectaciones.


Se debe considerar que en los yacimientos no convencionales, debido a la baja permeabilidad de la roca, la producción por pozo es generalmente baja e inestable a lo largo del tiempo, por lo tanto, se deben perforar miles de estos por cada 100 Km^2.


Por otra parte, es habitual es que no resulte rentable la canalización del crudo a través de ductos hasta las baterías deseparación. En consecuencia, el transporte del petróleo se debe realizar con camiones cisterna a través de la red de caminos que, además, fueron indispensables durante los trabajos de perforación.


El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en colaboración con la Universidad Veracruzana desarrollaron un marco de trabajo con procedimientos específicos para minimizar los daños ambientales de estos trabajos. Cabe preguntarse ¿Son suficientes estos lineamientos? ¿Son aplicables? ¿Cómo se están implementando y supervisando en la práctica?





PREPARACIÓN DEL TERRENO PARA LOS TRABAJOS DE PERFORACIÓN. ¿ERA POSIBLE?


Mi labor como consultor del proyecto Chicontepec (PATG) era el diseño de procedimientos para la coordinación entre empresas nacionales mexicanas con las contratistas internacionales como Schlumberger, Halliburton, etc. Estos procedimientos incluían la puesta en práctica de las medidas de mitigación siguiendo las recomendaciones del diagnóstico del Plan de las Naciones Unidas para el Desarrollo.


Si bien estas recomendaciones tenían todo el sentido ¿Cómo funcionaban las cosas en la práctica? Entre los años 2008 y 2010, cada día al amanecer, desde ciudades como Poza Rica o Papantla un ejército de empresas constructoras salían con dirección a la selva y las zonas rurales. Utilizo la palabra ejército por su logística cuasi-militar. En efecto, cada nuev proyecto de perforación tiene el sigueinte proceso: PEMEX, la compañía petrolera mexicana paraestatal, entrega a sus contratistas unas coordenadas y una fecha de inicio de los trabajos de perforación que, las más de las veces, son de muy difícil cumplimiento. Parecen una auténtica misión cuasi-imposible. Inmediatamente hay que ubicar el lugar de perforación que puede estar en los lugares más insospechados, ya sea en lo alto de una pirámide precolombina, (personalmente metocó descubrir tres de ellas enterradas en el lugar exacto marcado por las coordenadas) en un manantial que no se divisa desde el satélite o en cualquier otra locación; aunque generalmente se hayan sobre una colina. Seguidamente se debe realizar el estudio de impacto ambiental de la zona, estudio geotécnico, geo hidrológico y topográfico; así como conseguir diferentes permisos cómo el del Instituto Nacional de Antropología y, posteriormente, diseñar la plataforma así como el trazo más adecuado de los caminos de acceso. Posteriormente empieza la parte que suele ser más dura, que no es otra que negociar con cada uno de los propietarios y vecinos de la zona las compensaciones correspondientes.



Todo ello debe realizarse en cuestión de días, o en el mejor de los casos, semanas antes de iniciar la construcción propiamente dicha; habiendo tanbién que localizar los bancos de materiales más adecuados (generalmente en los ríos más cercanos por la comodidad) lograr permisos de extracción con la Comsión Nacional del Agua y acordar el transporte con los sindicatos correspondientes y autoridades de todas las comunidades de paso. Si se diera cualquier tipo de retraso, inicia una cascada de indemnizaciones millonarias. Así el constructor debe indemnizar a la empresa de perforación que debe pagar a las múltiples empresas que le rentan el equipo y a su vez indemnizar a una cadena de contratistas hasta llegar a PEMEX.


Es en este tipo de situaciones reales "sobre el terreno".que debemos pararnos a reflexionar si es viable trabajar de acuerdo a los todos los lineamientos del PNUD. Debemos valorar si es posible hacerlo dentro de una sola empresa constructora y, si ello fuera viable, sincronizar los procesos de centenares de empresas en un macro proyecto de miles de millones de dólares, resultaría más que retador.




Retrospectivamente, como valoración personal y honesta, el proyecto Chicontepec ha sido un fracaso hasta ahora. Aun sin lograr ningún beneficio económico se produjo un sustancial daño ambiental.


Deberíamos poder responder la pregunta ¿Estaban mal diseñados los procedimientos de trabajo? Quizás. Basado en datos empíricos de mis clientes, en 2008, tanto las compañías que trabajaban en México y en Texas lograban un tiempo de perforación, siendo que nuestro costes eran sustancialmente menores. En aquel momento parece que podíamos ser perféctamente competitivos lo cual era mejor notifica considerando que la mayoría de las empresas contratistas implicadas no contaba con ninguna experiencia previa. Solo habia un pequeño gran problema: en aquel entonces, ni en México ni en Estados Unidos se lograba un beneficio económico de la explotación del pozo. Todavia.


Aun sin lograr ningún beneficio económico se produjo un sustancial daño medioambiental y en las comunidades.

Las noticias, entonces, no eran del todo malas en el año 2008. Los procedimientos de trabajo y planes de calidad, seguridad, salud en el trabajo y protección ambiental eran exportados (copiados) para ser utilizados en sus sedes matrices, por ejemplo, a través de mi empresa The Integral Management Society, desde México, ayudamos a lograr la certificación para San Antonio Internacional y Dowell Schlumberger.


En 2008, tanto las compañías que trabajaban en México como en Texas lograban un tiempo de perforación similar, siendo que nuestro costes eran sustancialmente menores.

Por otra parte, dentro del país, PEMEX, concibió inicialmente que Chicontepec fuera un modelo de desarrollo sostenible, y eso se notaba en cuanto a un mayor rigor en comparación con empresas que venían de otras regiones como Campeche o Tamaulipas.



EL COLAPSO PETROLERO EN MÉXICO



¿Que fue sucediendo entonces? Para el año 2013, el tiempo de perforación en Texas y su coste, se habían reducido a tan solo una cuarta parte de loque se tardaba inicialmente mientras que en Chicontepec seguíamos exactamente igual.... la industria petrolera americana había dado un salto hasta convertirse en lo más parecido a fábrica o maquila a gran escala,toda una revolución en sincronía y especialización. ¿Cómo lo lograron? Algo tan impresionante como reducir en un 75% el tiempo de trabajo en 5 años, implica tan solo realizar cada nuevo proyecto un 10% más rápido que el anterior. En cambio, en México, tristemente, aun contando con los mismos procedimientos de trabajo, en la práctica, no se nunca se pudieron llevar a cabo y, por lo tanto, tampoco se pudieron mejorar.


Desde mi perspectiva personal, en estos años han habido demasiados cambios de responsables en PEMEX Región Norte y demasiadas empresas contratistas que vienen y van. Cada nuevo responsable está necesitado de soluciones rápidas y mágicas ya que tiene poco tiempo para lograr resultados. Además, viene con su propio séquito de proveedores para lograrlo. Por su parte, estos proveedores subcontratan buena parte de las actividades. Muchas veces "subcontratar" no es la palabra adecuada porque no hay ningún contrato de por medio generando inestabilidad y un ambiente general de -"o me hago rico o me hago pobre, pero cualquiera de las dos debe ocurrir hoy mismo"


Resulta muy difícil seguir los procedimientos de trabajoen bajo en un estado de crisis y caos permanente. La mayoría de empresas a las cuales proporcionamos consultoría tienen un horizonte de negocio de 6 meses; es decir, en este tiempo, o rentabilizan la inversión o la dan por perdida. En cambio, el horizonte de rentabilidad para una inversión en países del considerado "primer mundo" puede ser de hasta 10 años.


Para el año 2013, el tiempo de perforación en Texas y su coste, se habían reducido a un cuarto mientras que en Chicontepec seguíamos exactamente igual


Estados Unidos se haya en camino de convertirse el en principal productor de petroleo y shale gas del mundo mientras que México, se encuentra al borde de la quiebra de su principal industria.


Esta mobilidad constante también afecta a los responsables de las empresas transnacionales, y los auditores, incluyendo los de Desarrollo Sustentable. Actualmente, en el año 2013 el proyecto se denomina Chicontepec 14. Yo estaba preparando los procedimientos de trabaja ya antes del ChicontepecI hace menos de 6 años. Comprenderán que cada nuevo equipo que llega me miran como si fuera un dinosaurio caminando. Pero no estaba únicamente yo aquí hace 6 años, también lo estaban los ríos, las montañas y los tramos de selva que han ido desapareciendo en este tiempo.


Cada 3 meses, todos los contratistas deben entregar una carpeta ambiental al PEMEX para demostrar que están cumpliendo con las directrices del PNUD. La semana pasada, dentro de las macro-instalaciones de PEMEX me fijé en un edificio que no conocía con un nombre rembombante en la puerta, salía de él un muchacho que estaba haciendo sus prácticas profesionales y conforme habría la puerta pude ver una montaña de carpetas apiladas ¡Yo conocía algunas de ellas! ¡Eran las carpetas de cumplimieto ambiental de mis clientes! Me dijo el muchacho que no sabían que hacer con ellas ya que estaban esperando instrucciones o que viniera algún responsable a revisarlas. Esto es 6 años después de iniciar el Proyecto Chicontepec.


Cada nuevo equipo que llega me miran como si fuera un dinosaurio caminando. Pero no estaba únicamente yo aquí hace 6 años, también lo estaban los ríos, las montañas y los tramos de selva que han ido desapareciendo en este tiempo.


En el ambiente político del país, en estos días, se están iniciando los trabajos de los contratos integrales, estos que son para los próximos 30 años y para iniciar estos contratos se debe realizar una evaluación ambiental previa y esta debe ser entregada y aprobada por la paraestatal. No dejan de realizarse comentarios sobre si se vende o no PEMEX a los extranjeros, y en este caso que ocurrirá con el dinero de la venta, o de los contratos, o del incremento de producción que se promete.... en fin, nos preocupa mucho saber "a cuanto nos toca", Pero tarde o temprano lo que nos toque o a quien sea que le toque, nos lo gastaremos... pero las montañas y los ríos seguirán ahí ¿En que estado? ¿Cual será su afectación y en que podremos aprovecharlos? ¿No es ese el verdadero patrimonio de un país para las futuras generaciones? Es triste decir que no hay apenas interés, ni presión para que se publiquen estas evaluaciones ambientales que se han realizado y los planes de manejo para los próximos 30 años. ¿Que podemos esperar entonces?






Escrito por Carmen Vargas Carrera basado en la exposición durante la conferencia de Iván Abril Palma al respecto del Proyecto AceiteTerciario del Golfo en la Universidad UNAM en Ciudad de México Noviembre del 2013


Iván Abril Palma es consultor de origen español. Actualmente asesor de la Cámara de Comercio Española apoya en elestablecimiento e inversión de empresas en Latinoamérica, joint venturesy desarrollo de proveedoresHa participado en el proyecto Chicontepec (Aceite Terciario del Golfo) conPetroleos Mexicanos, PEMEX y compañías internacionales comoSchlumberger y Weatherford en el marco del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Fundador de The Integral Management Society



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page